Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, ha percibido una remuneración total de 6,81 millones de euros en 2020, un 31,5% menos que en el ejercicio anterior cuando recibió 9,95 millones, según el informe anual remitido este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Debido a la pandemia, la ejecutiva decidió reducir en un 50% su salario fijo y bonus en marzo del pasado ejercicio, has situar su salario fijo en 3,17 millones (misma cifra que en 2019) y su bonus en 1,6 millones (frente a los 6,5 millones de 2019). En total, suman 4,84 millones de euros que se sitúan un 50% por debajo de los 9,65 millones de 2019.

No obstante, la rebaja en la remuneración total es del 31,5% al sumar otros conceptos, como son las aportaciones a planes de pensiones, los seguros o las dietas.

Por su parte, José Antonio Álvarez, CEO de la entidad financiera, José Antonio Álvarez, asumió el mismo compromiso que la presidenta del banco, lo que ha mantenido su remuneración fija en 2,5 millones y el bonus en 906.000 euros (frente al de 4,3 millones de 2019). Así pues, la retribución del directivo en 2020 ha sido de 3,4 millones de euros, frente a los 6,8 millones (-50%) percibidos el año precedente.

Al sumar conceptos como las aportaciones a planes de pensiones y otros, la remuneración total percibida por Álvarez el pasado año asciende a 6 millones de euros, un 27,2% por debajo de los 8,2 millones de 2019.

Asimismo, el resto de consejeros del Santander decidieron que su sueldo se vería reducido en un 20% en 2020. En total, el consejo de administración de la entidad percibió 19,07 millones de euros en 2020, un 29,8% por debajo de los 27,18 millones del ejercicio anterior.

_
Información original de Forbes. Ver más aquí >>> Read More