Todos recordaremos este fatídico 2020 como el año en que un agente infeccioso microscópico puso al mundo patas arriba. Confinamientos, toques de queda, empresas cerradas, gente sin trabajo, con un obligatorio complemento en nuestra cara, ocultando lo más bello que tenemos, nuestra sonrisa.

Las distancias, la falta de abrazos y besos de familiares y amigos que adoramos y nos dan energía; y mucha incertidumbre, que es uno de los temores más grandes que tiene el ser humano.

Pero no todo ha sido malo. Este año nos ha hecho conscientes de muchos valores que teníamos totalmente olvidados, sobre todo a esas familias que al estar confinadas han sabido disfrutar de la cosa más valiosa que tenemos, el tiempo.

En muchos casos hemos tenido tiempo de disfrutar los unos de los otros, y frenar el ritmo de nuestra habitual vida. El contexto nos ha llevado a apreciar más los vínculos, que ni la distancia, ni el confinamiento han podido destruir; nos ha hecho solidarios con los más desfavorecidos, empáticos con el mundo entero y nos ha demostrado que todos somos iguales.

También nos ha obligado a ver nuestra realidad con otro prisma, valorar más lo que tenemos y vivir más el presente, atesorando cada pequeño momento vivido.

¿Cómo prepararse para el 2021?

Dicho lo dicho creo que es momento de pasar página a este histórico año que jamás olvidaremos, quedándonos con lo bueno que nos ha aportado y enfocarnos a preparándonos para el 2021. Para ello os voy a enseñar una herramienta muy útil para empezar a construir nuestro nuevo año.

1. Haz un listado de propósitos

Lo primero de todo que vamos a hacer es una acción interna, de introspección; vamos a hacer una lista con todo lo que queremos hacer en el 2021. Escribe sin límites, sin pensar si es posible o no; escribe todos tus deseos, objetivos, metas… como si todos fueran posibles.

Hay estudios que sugieren que si se escribe todo lo que uno se propone, el 85% lo consigue; ¡la cifra es muy alta! No podemos perder esta oportunidad de conseguirlo. No importa lo larga que sea la lista, tenemos 365 días para cumplirla.

2. Selecciona

Cuando tengas la lista ya terminada, escoge las 6 que más te apetezcan y que sean más fáciles de conseguir.

3. Haz un mapa mental

Una vez las tengas seleccionadas, es el momento de pasar a la acción externa. Vamos a hacer un mapa mental.

Un mapa mental es una representación gráfica mediante palabras, dibujos o formas, con una estructura jerárquica y partiendo de un concepto central. Los mapas mentales tienen un gran potencial cognitivo. También es muy útil usar el mapa mental para los estudios académicos, organización laboral y, en este caso, para una organización mental. Aplicado a esta tarea, haremos que parta de los objetivos para el año que vamos a empezar.

En la parte central pondremos “Objetivos 2021”, ya que será nuestro concepto central. Del concepto central saldrán 6 ramificaciones (flechas) y en cada ramificación colocaremos un objetivo de los 6 elegidos inicialmente. De cada objetivo, saldrán todas las flechas necesarias para escribir en ellas las acciones que precisemos para cumplir con nuestro objetivo.

Aconsejo poner también acciones pequeñas y fáciles para motivaros a seguir avanzando, y así iremos cumpliendo y tachando acciones. Puedes representar las acciones mediante palabras, hacer dibujos de ellas, pegar fotografías… Como te sea más visual y más motivador.

4. Cumple tus metas de 6 en 6

Una vez terminados los 6 primeros objetivos de la lista, seguiremos avanzando con los siguientes 6 y así sucesivamente, hasta completar nuestro listado para el 2021. ¿Por qué de 6 en 6? Porque es más fácil y más rápido que vayamos cumpliendo objetivos; de lo contrario, si los intentáramos todos a la vez, las probabilidades de conseguirlos serían muy pequeñas.

Es esencial ir haciendo acciones diariamente aunque sean muy pequeñas. Como se dice, “un largo camino empieza con el primer paso”.

El método Kaizen es un método japonés de mejoramiento continuo. La palabra Kaizen proviene del japonés «Kai»: cambios y «Zen»: mejoras, por lo que se podría definir cómo “el proceso de mejora continua». Las principales bases para el método Kaizen son el Compromiso y Disciplina. Es de total importancia para que nuestros objetivos se vayan cumpliendo, implicarse al 100% e ir cumpliendo acciones.

Compromiso, disciplina y esfuerzo son los tres ingredientes principales para que tus objetivos del 2021 se hagan realidad. Querer es poder. ¡Feliz 2021!

_
Información original de Psicología y Mente. Ver más aquí >>> Read More